Cuando el «Toro» se tomó el PRD

Con la moral por el piso, producto de una grave crisis política, originada por los desórdenes y excesos de la dictadura del ex general Manuel Antonio Noriega y sus aliados políticos, y tras la invasión norteamericana a Panamá el 20 de diciembre de 1989, el Partido Revolucionario Democrático (PRD) realizaría una de las proezas políticas más significativas de la era republicana de este país.

A escasos meses del evento armado y con un ambiente hostil, muchos miembros del PRD mostraban vergüenza de admitir que habían sido parte de uno de los episodios más bochornosos de la historia nacional.

Es así que un grupo de perredistas encabezados por el recién destituido magistrado de la Corte Suprema de Justicia – por la administración de Guillermo Endara -, Jarry Wilson, buscó reorganizar el partido junto a un grupo de copartidarios.

Wilson aspiró a la Secretaria General del PRD, mientras que Mitchell Doens a la primer Subsecretaría Geneal; Francisco Sánchez Cáredenas a la segunda Subsecreataría; Gerardo González a presidente; y Tomás Gabriel Altamirano «Fito» Duque como vicepresidente.

Otros dos candidatos aparecieron para aspirar a la Secretaria General, Ernesto «Toro» Pérez Balladares y Humberto López Tirone. En el PRD no existen nóminas, los cargos al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) son por posiciones, lo que no indica que no se armen grupos afines.

En los partidos de ideología social demócrata como el PRD, se secretario general es el máximo puesto de su organización.

Todavía existía un gran rechazo en el país a todo lo que oliera a PRD y a Noriega, por lo que resultaba complicado para el grupo de Jerry, Gerardo, Mitchell, Cárdenas y Duque, iniciar su proyecto.

Despliega para leer más ⇓

Más hábil resultó el ex ministro de Hacienda Ernesto Pérez Balladares, quien había sido en el pasado exiliado por Noriega y, siendo adversario del ex dictador, trató de ser candidato a la Presidencia en 1984, aspiración que fue abortada por el ex hombre fuerte de Panamá por conocer el carácter autoritario del también ex director del desaparecido IRHE.

Pérez Balladares fue el segundo Secreatrio General que tuvo el PRD desde su fundación, luego de suceder en ese cargo a Nicolás González Revilla, su primo hermano.

En una votación estrecha y con muy poca concurrencia a las urnas, en 991, Pérez Balladares le gana la Secretaria a Jerry Wilson por un estrecho margen de 13 votos como afirmó el propio Wilson. Todos los compañeros del grupo – que buscaban tomarse el partido – consiguieron el cargo que aspiraban en el CEN del PRD.

Entre las anécdotas más interesantes de la vida política de Pérez Balladares, destaca el hecho que, sin ser parte del grupo que organizaba al nuevo PRD, consiguió sacar a Wilson de la jugada y sumar a los otros cuatro miembros del CEN, para construir una de las más grandes hazañas políticas en Panamá: Resucitar al desfallecido partido fundado por Omar Torrijos Herrera.

Ya como Secretario General del PRD, el 19 de agosto de 1991, Pérez Balladares y “Fito” Duque se reunieron en el Palacio de las Garzas con el entonces presidente Guillermo Endara.

El “Toro” llegó a la Presidencia de manos de su amigo personal, el panameñista Antonio “Tony” Domínguez, y le explicó sus intenciones de reconstruir el partido y le advirtió que le haría oposición a su gobierno, a lo que el mandatario le contestó que no era su propósito impedir la democracia, y que reconocía al PRD como un partido político.

Hacía poco tiempo que el Partido Demócrata Cristiano (PDC) había sido expulsado del gobierno por Endara, por lo que la reunión entre los antagónicos líderes causó “ronchas”, a tal punto que Ricardo Arias Calderón expresó que Endara había decidido gobernar con el PRD, acusación que rechazó Endara. Pérez Balladares también le contestó al líder demócrata cristiano y le dijo que la salida del PDC facilitaba la reconciliación nacional y no descartaba una posible alianza con el gobierno de Endara.

Hoy día, muchas personas ven con asombro la decisión de Mitchell Doens de abandonar el barco de Pérez Balladares para apoyar a Balbina Herrera y a Martín Torrijos en las próximas elecciones internas del PRD. Pero, son pocas las personas que recuerdan que el “Toro” Pérez Balladares entró por la puerta de atrás al CEN y terminó ganándose el partido y la Presidencia del país.

Francisco Sánchez Cárdenas recuerda que eran un grupo de perredistas en busca de recoger las ideas de Omar Torrijos, Cuando todo estaba listo, como anécdota curiosa, Cárdenas relata que la hora tope para entregar la documentación de los que aspiraban a un puesto en el CEN era hasta las 12:00 media noche, pero los documentos de Ernesto Pérez Balladares llegaron a las 12:30 de manos del secretario del “Toro”, Carlos Aguilar; pero aún con media hora de retraso recibieron los documentos del hombre que logró llegar a la Secretaria General del PRD, derrotando a Wilson sólo 13 votos a su favor.

A Carlos Duque lo que más le impresionó fue el día de la votación, al ver cómo las tropas militares norteamericanas acordonaban los predios del desaparecido restaurante Interchina, ubicao en Obarrio, mientras los perredistas realizaban sus elecciones internas.

Jerry Wilson, al referirse a su trayectoria política, siempre destaca que él contribuyó con la reestructuración del partido y hace énfasis en la contienda electoral que llevó a cabo para presidir el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD en 1991, donde su contendor fue Ernesto Pérez Balladares. Este último “ganó por 13 votos“, dice el propio Wilson.

En ese momento vino la renovación del partido, que le permitió a Pérez Balladares llegar a la Presidencia de la República. Pérez Balladares sí ganó las elecciones, más no fui favorecido con la posibilidad de regresar a la Corte como magistrado; y decidí volver a la actividad política. Esta trayectoria me permitió llegar nuevamente a ser diputado de la República“, recuerda Wilson.

Hoy día, el PRD tiene 556 mil 680 adherentes inscritos, que se encaminan una vez más a realizar sus elecciones internas para escoger al nuevo CEN, sólo que esta vez el “Toro” va por la presidencia del colectivo más grande del país. Todo esto se da en medio de disputas y críticas internas.

Publicado en La Estrella de Panamá
Jueves 30 de noviembre de 2007
Sección Política (Página A-3)
Por: Osiris Jurado Ávila y Miriam Quintero
Clic aquí para descargar copia en pdf de página del impreso

Deja un comentario

Cerrar menú