Fecha y Hora Actual

Primero el deber

Dorita Boyd de Pérez Balladares. Una de las exprimeras damas más recordadas por su labor social, educativa y cultural. Hoy continúa cosechando los frutos de tantos esfuerzos en pro de la niñez y la mujer panameña.
Entrevista realizada por la revista Mundo Social, para la edición N° 165 de diciembre de 2012. Clic aquí para descargar la versión pdf.
«Mi madre es una mujer excelente en todo el sentido, ¡ejemplar! Es luchadora, transparente y ha sido la influencia más importante de mi vida». Dora Pérez Balladares de Saldaña.
¿Quién no recuerda a la esposa del expresidente de la República Ernesto Pérez Balladares?

Desde que fue Primera Dama, nunca pasa desapercibida a donde va, y Mundo Social que vive de evento en evento, lo ha constatado cuando la ha visto siempre sonriente en bodas y actividades de índole privado.

Cuando el equipo de esta revista llega a su hogar, ella se asegura de saber quién es quién. Posa junto a sus tres hijas en el jardín de su casa y después en el estudio, donde muchas fotografías cuidadosamente enmarcadas, muestran importantes momentos familiares y profesionales. Sus tres hijas, sus ocho nietos, viajes junto a su esposo, condecoraciones y una pintura de la pareja, ambos vestidos con el traje típico panameño, se destacan en este salón.

Para Dora Boyd de Pérez Balladares, su mayor orgullo son sus hijas, que han formado su propio hogar y una carrera. La mayor, Dora Pérez Balladares de Saldaña, nacida el 3 de julio de 1968, se graduó de Bases Biológicas del Comportamiento en la Universidad de Pennsylvania, Filadelfia y tiene dos hijos (la pareja). «Recuerdo muy bien cuando mi madre estudiaba y a la vez se ocupaba de la familia. Hoy entiendo que para ella fue un gran esfuerzo, pero me enseñó la importancia de que la mujer se prepare bien y sea perseverante. Quiero que mi hija siga los pasos de su abuela», expresó.

Isabella Pérez Balladares de Pretelt nació el 3 de junio de 1972 y estudió Educación Preescolar en Endicott College, Massachusetts. Es madre de tres varones. Sobre su madre, dijo: «Como abuela es consentidora, cariñosa y ¡bien alcahueta! Es una gran cocinera, a veces mi papá le ruega que prepare bollos y seren de maíz nuevo». Todas ríen mucho, igualmente la hermana menor, María Enriqueta Pérez Balladares de Iglesias. Mejor conocida como Tuti, nació el 3 de junio de 1977 y tiene tres hijas.

Obtuvo un título en Finanzas, en la Universidad de Notre Dame en South Bend, Indiana. Entre anécdotas, llega el momento de conversar con Doña Dorita.

¿Cómo podría describirse en términos de su personalidad?

«Me considero una persona franca, honesta, prudente, responsable, tenaz, perseverante, justa, trabajadora y fuerte de voluntad. Siempre mantengo un deseo de aprender y actualizarme con temas de actualidad. La educación recibida de mis padres; los principios y valores que me inculcaron fueron la base que formó mi personalidad y me permitió contar con los elementos necesarios para mi éxito personal. He procurado transmitirles a mis hijas estos valores y hoy me siento muy orgullosa de ellas».

¿Cómo recuerda su infancia?

«Fue feliz gracias al amor y cariño de mis padres, Recuerdo momentos junto a mis papás de vacaciones en el Valle de Antón, bañándonos en los ríos, remando en canoas, montando a caballo, subiendo cerros. También nos encantaba que nos llevaran a la isla de Taboga, a pasar las fiestas de la Virgen del Carmen, allí caminábamos por la isla e íbamos a la playa. Recuerdo también los días de la Madre, las tarjetas y regalos que hacíamos a mamá, nos peleábamos para ver cuál de nosotros se despertaba primero para entregársela. En la noche mis papás nos invitaban a pasear en carro para ver las diferentes decoraciones de la Inmaculada Concepción que hacían las familias en la parte exterior de su casa. Recuerdo siempre la de Doña Mery Q. de Galindo, que consideraba la más linda de todas. Paseos a la Zona del Canal a ver las luces y decoraciones de Navidad y a comer helados. En esa época pocas decoraciones se veían en la ciudad».

¿Cómo conoció a su esposo, el expresidente Ernesto Pérez Balladares?

«En una fiestecita en casa de un amigo, quería salir y él gentilmente me ofreció su carro y lo acepté. Me fui con mi prima a dar un paseo y al rato regresamos a la fiesta, le devolví la llave y le dimos las gracias. Conversamos un poquito, luego unos días después me puso a llamar a un amigo, para ver si saldría con él».

Ustedes han tenido, como lo llaman, un matrimonio «de toda la vida». ¿A qué atribuye usted que sea una unión sólida?

«Tengo la convicción de que el buen actuar nos llevará por el camino que conduce a amarnos toda la vida. El esfuerzo y la dedicación rendirán frutos. Vivir esperanzada implica alegría».

¿Qué valores les ha inculcado a sus tres hijas? y ¿qué ha sido lo más difícil de ser madre?

«Responsabilidad, honestidad, templanza, lo más difícil para mí fue poder ser la madre que mis hijas quisiera que fuera, especialmente en la adolescencia. Tener esa cercanía a ellas para ser escuchadas, comprendidas orientarlas siempre por el buen camino sin imposiciones. A transmitirle esos valores culturales, costumbres y tradiciones que me enseñó mi madre y me hizo una mujer de bien. Estrechar ese vínculo de madre a hijas»

Usted es descendiente de próceres de la independencia de Panamá. ¿Este hecho ha sido determinante en su familia? ¿Guardan fotografías o recuerdos de aquella época?

«Sí soy descendiente del lado paterno de Federico Boyd y del lado materno de Tomas Arias. Conservo algunos libros de historia de la familia y alguno escritos que he logrado recabar, muy pocas fotografías, y un recuento del árbol genealógico de la familia. Para nosotros ha sido motivo de orgullo en nuestra familia. En la época contemporánea. también recuerdo mucho a mi tío Aquilino Boyd cuando realizó la siembra de banderas en la Zona del Canal. Él nos enseñó el amor a la Patria, a defenderla e identificarnos con nuestro país».

Entre 1994 y 1999 usted asumió el rol de Primera Dama de la República. ¿Cómo cambió esto su vida familiar y profesional?

«Fue un cambio total en mi vida, perdí privacidad, mi vida estaba expuesta a la luz pública, y poco a poco nos convertimos en prisioneros del Palacio de las Garzas. Hubo momentos en que sentí que había perdido mi libertad. En el aspecto profesional me sirvió muchísimo la preparación y la base adquirida en la Universidad de Panamá, con mis dos profesiones para desempeñarme en el cargo de Primera Dama. Mi vida familiar siguió su curso, aunque protegiendo siempre a la familia. Nuestras cenas familiares continuaron siempre igual, también pasábamos juntos algunos fines de semana. En las noches no asistíamos a ningún compromiso social para así tener tiempo para nosotros y poder descansar».

¿Cómo ha cambiado su visión del país desde que fue Primera Dama de la República?

«El país ha cambiado, lo observo en la forma de conducirse de la gente, en especial la niñez. Antes la evolución cultural se producía en forma vertical de padres a hijos, hoy en día vemos que se da de forma horizontal, los niños y jóvenes transmiten entre ellos conductas y modas. Los padres entonces luchan por orientar a sus hijos. También veo el deseo de incursionar en el mundo de las comunicaciones y de las redes sociales, no existe el temor al avance tecnológico».

¿Qué actividades la mantienen ocupada hoy?

«Estoy dedicada a la Fundación Centro de Ciencias y Arte, es un organismo no gubernamental sin fines de lucro que tiene como objetivo el diseño y desarrollo de proyectos y programas educativos, que refuercen el sistema formal de educación. Nuestro primer proyecto desarrollado es Explora, que cumplirá en el 2013 diez años desde su inauguración. Me siento tan feliz ya que a través de este centro hice realidad mi mayor anhelo: regalarle a la niñez, a la juventud, y a todas las familias de mi país el primer y único Museo Interactivo de Ciencias y Tecnología. Un espacio donde despiertan su interés hacia las Ciencias, la Tecnología y el deseo de aprender».

DB – Dora Boyd de Pérez Balladares
  • Fecha de nacimiento: 8 de septiembre.
  • Lugar de nacimiento: ciudad de Panamá.
  • Estudios: Lda. en Relaciones Internacionales / Lda. en Derecho y Ciencias Políticas. Universidad de Panamá.
  • Idiomas: español e inglés.
  • Distinción nacional más importante: Orden Manuel Amador Guerrero en Grado de Gran Cruz.
  • Distinción internacional más importante: Doctorado Honoris Causa en Humanidades, otorgado por Lindenweod College de Missouri, Estados Unidos, 17 de noviembre de 1997.
  • Estado civil: casada con Ernesto Pérez Balladares.
  • Hijas: tres. Dora María, Isabella y María Enriqueta.
  • Nietos: ocho.
  • Está leyendo: Africanus» de Santiago Posteguillo
  • Plato presido: Seren de maíz nuevo.
  • Colecciona: fotografías
  • País que le encanta visitar: España.
  • Fines de semana: en la playa o la finca de Boquete (productora de café Barú Indian
  • High).
Compartir artículo