Equidad de género: El gran reto

El plan de modernización de la economía concebido por la administración de Pérez Balladares también contemplaba la articulación de acciones que atendieran el desarrollo integral de la población panameña. Una parte importante de esas políticas estuvieron dirigidas a promover el logro de la igualdad entre hombres y mujeres, mediante la búsqueda de equidad entre los géneros; y eso pasaba por buscar mecanismo que erradicaran la discriminación y la violencia contra las mujeres, ampliar su participación en la vida política del país, entre otros asuntos.

Para lograr esas metas era necesario comprender la situación real que prevalecía en la población femenina del país, por lo que se impulsó – a través de la Dirección Nacional de la Mujer del Ministerio de Trabajo y Bienestar Social – el  Informe Nacional » Clara González». Su primera edición (1997) presentó una investigación realizada en 1996 sobre  la condición de vida de las mujeres, con respecto a la de los hombres en los ámbitos de economía, trabajo, salud, participación política, acceso a la tierra, educación, cultura, deporte, acceso a la justicia y violencia doméstica.

Con este documento no sólo se pretendía dar un paso en dirección a la igualdad de trato y oportunidades, sino tener la información precisa para fortalecer la  identidad nacional, elevar el nivel de nuestro desarrollo humano y
contribuir a crear una sociedad moderna, democrática y solidaria. Clic aquí para descargar: Primer Informe Nacional Clara González

Marco legal a favor de la mujer panameña

Durante el quinquenio del presidente Pérez Balladares se promulgaron en el país una serie de normas protectoras de la mujer:

  • Ley 44 de 12 de agosto de 1995: Se dictan normas que regulan y modernizan las relaciones laborales (se incorpora la figura de hostigamiento sexual en los centros de trabajo como causa justa de despido y como prohibición para el empleador realizarlo).
  • Ley 12 de 20 de abril de 1995: Por la cual se ratifica la Convención Interamericana (Belem Do Pará) para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.
  • Ley 27 de 16 de junio de 1995: Por la cual se tipifican los delitos de Violencia Intrafamiliar y Maltrato de Menores, se ordena el establecimiento de dependencias especializadas para la atención de las víctimas de estos delitos, se reforman y adicionan artículos al Código Penal y Judicial y se adoptan otras medidas.

Estos instrumentos legales vinieron a reforzar, a complementar, aquellos que fueron aprobados durante la administración anterior:

Deja un comentario

Cerrar menú