VÍDEO: Un objetivo nacional llamado Tratados Torrijos-Carter

La gloria sigue a la virtud como si fuera su sombra.” Cicerón.

«Yo no quiero entrar a la historia; quiero entrar a la Zona del Canal». El general cumplió su palabra, duélale a quien le duela.

Esta es la historia de cómo los panameños unimos fuerzas para, después de varios años, concretar la firma de los documentos que establecieron la entrega de la administración del Canal a nuestro país y el cierre de todas las bases militares estadounidenses en nuestro territorio. Es interesante destacar que el Dr. Ernesto Pérez Balladares fue  parte de ese equipo de negociadores que alcanzó la victoria a fuerza de inteligencia y en paz.

El 7 de septiembre 1977 es quizá una de las fechas más emblemáticas tanto para la historia contemporánea de Panamá, como para la de América Latina y el mundo. En unos pocos minutos, a través de dos simples firmas y un apretón de manos – de Omar Torrijos, jefe de Gobierno de Panamá, y Jimmy Carter, presidente de los Estados Unidos de América – se ponía fin al neocolonialismo estadounidense en la región con el acuerdo que le permitió a la nación del istmo recuperar su soberanía sobre el Canal.

Los caminos para llegar a la firma de los Tratados Torrijos-Carter y para materializar luego aquel compromiso fue tan largo, complejo y desafiante como la misma construcción de la vía interoceánica. Un proceso enriquecedor desde las infinitas perspectivas de los involucrados: En lo macro, que contempla la memoria de las naciones; hasta lo más micro, en la vivencia personal de cada uno de los que estuvieron sobre la escena y que cumplieron con una importante misión tras bastidores en aquella increíble trama de la historia Universal.

Despliega para ver el vídeo y leer más sobre esta historia ⇓

El Dr. Ernesto Pérez Balladares fue Miembro del equipo de negociadores que tuvo la responsabilidad de lograr un convenio justo y equitativo para que se reconociera la soberanía de Panamá sobre la Zona del Canal y se le entregara la administración de la vía interoceánica.

Pérez Balladares también asistió en la firma de los Tratados Torrijos-Carter, que ocurrió en Washington DC la noche del 7 de septiembre de 1977. La histórica ceremonia se dio en el Salón de las Américas de la sede de la Organización de Estados Americanos. Además del Secretario General de la OEA, Alejandro Orfila, entre los testigos estuvieron representantes de veintisiete naciones del hemisferio – dieciocho Presidentes y Primeros Ministros -, un Vicepresidente y tres Cancilleres. Sólo faltó el presidente de México, José López Portillo, quien no estuvo conforme con el contenido de los pactos, ni el entonces Presidente del Brasil. Al finalizar el acto de la firma, Carter ofreció una cena de Estado en la Casa Blanca para concluir con el ceremonial del evento.

Al final de la emotiva jornada, el general Omar Torrijos regresó a su país rodeado de sus negociadores.

Vale la pena recordar que este complejo proceso comenzó el 3 de abril de 1964 cuando ambos países se comprometieron a nombrar “Embajadores Especiales con poderes suficientes” para llevar a cabo las discusiones y negociaciones.

Tres años después, el 22 de junio de 1967 se llegó a un acuerdo sobre 3 proyectos de pactos entre ambos países, conocidos como tratados 3 en 1. Estos fueron finalmente rechazados por Panamá en 1970, pues contemplaba:

  1. La derogación del tratado de 1903 restituyendo la soberanía panameña en el canal el 31 de diciembre de 1999 o el 31 de diciembre de 2009 si se construyera un canal a nivel del mar.
  2. Tratado de defensa del Canal de Panamá y de su Neutralidad
  3. Tratado sobre el Canal a Nivel del Mar, mediante el cual Estados Unidos ejercería, durante los siguientes 20 años a partir de su entrada en vigor, el tercer juego de esclusas administrada por ambos países a través de un convenio vigente por 60 años a partir de su apertura, cuyo término se acabaría a más tardar el 31 de diciembre de 2067.

En 1973  Omar Torrijos convenció al Consejo de Seguridad de la ONU para que se reuniera en Panamá en ese año. Se logró que los países miembros votaran por una resolución de apoyo a Panamá para que se firmara lo antes posible un nuevo tratado justo para ambas partes. Como era de esperarse, Estados Unidos vetó la resolución.

El 7 de febrero de 1974  se firmó en Ciudad de Panamá una declaración conjunta entre Juan Antonio Tack (canciller panameño) y Henry Kissinger (secretario de estado de Estados Unidos) que estableció los principios básicos para el nuevo entendimiento entre ambos países. Entre los 8 puntos de un documento conocido como Declaración Tack-Kissinger, destacan los siguientes:

  1. Derogación del tratado Hay-Bunau-Varilla.
  2. Definición de una fecha fija para la entrega del canal.
  3. Fin de la jurisdicción estadounidense en Panamá.
  4. Devolución de la Zona del Canal a Panamá.
  5. Participación justa y equitativa de Panamá en los beneficios, defensa y administración del Canal.

Deja un comentario

Cerrar menú