El Corredor Norte y la Autopista Panamá-Colón

El 3 de julio de 1995 comenzaron los trabajos de construcción del Corredor Norte (sección oeste) y la Autopista Panamá-Colón con una inversión que inicialmente fue calculada en 328 millones de dolares. No sólo se buscaba dar solución al tráfico pesado que se producía en la ciudad capital, sino tener alternativas al transito de mercancías de la Zona libre de Colon hacia América Central y del Sur.

La obra, considerada como el principal proyecto vial emprendido en los últimos 25 años, fue desarrollada por  la compañía mexicana PYCSA S.A., que ganó el proceso de concesión administrativa que se dio durante los primeros 100 días de gobierno.

Medios locales y extranjeros destacaron los señalamientos de Pérez Balladares sobre el hecho de que la ruta se asemejaría «a un gran canal seco que unirá las ciudades terminales del Canal por una moderna y rápida autopista, como parte de un gran proyecto de futuro«.

La gráfica de la izquierda corresponde a la caravana de inspección que realizó el presidente Pérez Balladares el 19 de enero de 1999 al avance de las obras de la autopista que uniría la Ciudad de Panamá con la atlántica provincia de Colón. Al día siguiente, la prensa local, como el diario Crítica, reseñaba la supervisión del mandatario, adelantando la información sobre el costo del peaje.

Despliega para leer más ⇓

Casi tres años después, el 15 de marzo de 1998 fue inaugurado el Corredor Norte, cuya administración quedaba – según el contrato de concesión – en manos de PYCSA por 30 años. La obra fue entregada con 13 kilómetros de longitud, 22 kilómetros de ramales, 14 casetas de peaje, más de mil luminarias para el tránsito nocturno y 12 puentes. El vicepresidente de Desarrollo de la constructora mexicana, Juan Melgarejo, declaró que el costo requirió entre 5 y 10 millones adicionales a los B/.102 millones que había previsto inicialmente, porque se construyeron vías adicionales de acceso a la ciudad y nueve en vez de las cuatro intersecciones que se tenían contempladas al inicio del proyecto.

Luego, el 10 de junio de 1999, el presidente Pérez Balladares inauguró el primer tramo de la autopista Panamá-Colón, el cual comprendía 13 kilómetros, desde el entronque del Corredor Norte hasta Madden en el sector de Chilibre. Esta parte de la obra fue valorada en unos B/.71.019 millones.

El optimismo por el desarrollo que representaba esta obra para el país no cegaba al presidente en cuanto al hecho de que algunos sectores se oponían a la construcción del Corredor Norte por el impacto ecológico que sufriría 28 de las 265 hectáreas del Parque Natural Metropolitano.

Por eso, se comprometió a reducir los daños a su mínima expresión, comenzando con una advertencia – hecha a través del Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables (INRENARE) – a la empresa PYCSA S.A. que ordenaría la paralización de la obra si esa no cumplía con ciertas normas de mitigación ambiental; como la prohibición de comercializar con terceros los recursos naturales extraídos, verter desechos en el área, reubicar los animales afectados y no utilizar explosivos.

Deja un comentario

Cerrar menú