Fecha y Hora Actual

Los González Revilla: Familia de emprendedores

A través de sus parientes por la línea materna, el Dr. Ernesto Pérez Balladares González-Revilla aprendió el valor de la educación y las iniciativas comerciales para impulsar el desarrollo nacional.

En su autobiografía El Panamá que construimos y en este sitio web, el exmandatario nacional dedica amplio espacio a contar la trayectoria de su abuelo materno, el Dr. Manuel Magín González Revilla Barloco, mejor recordado como «Papá Doctor».  Su prolifera aventura en tierras panameñas tiene el punto de partida cuando llega al país para trabajar como médico en la construcción del Canal y se intensifica cuando, derrotado por el fracaso de la Compañía Universal de los franceses, decide regresar a su isla natal, Cuba.

Pero antes de partir, un gran amigo y paisano, Yldefonso Preciado, lo invitó a conocer David. «Revilla, tú no te vas a Cuba sin ir a Chiriquí, ahí están las mujeres más bellas de Panamá», le dijo Preciado quien era farmaceuta y propietario de la más prestigiosa y surtida farmacia de ciudad de Panamá. Así pues, en los últimos meses de 1890, el Dr. González Revilla llega a la provincia sin sospechar que allí se quedaría para siempre. Conoce al amor de su vida, Mercedes Delgado Jurado, «La Perla Chiricana», y se casan el 24 de junio de 1893. Juntos construyen una numerosa familia de trece hijos; entre ellos la madre del Dr. Ernesto Pérez Balladares.

El hogar de los González Revilla Delgado se consolidó en una casa que levantaron en un terreno cercano a la Plaza del Carmen, actual Parque Miguel de Cervantes. La construcción era de dos plantas, de madera, con balcones bordeados con hierro y techos de teja. En el frente había un portal donde estaban unas mecedoras, seguido por un largo corredor que llegaba hasta la parte trasera de la enorme residencia. A ambos lados de ese pasillo estaban la sala, las recámaras y al final el comedor y la cocina. En el patio había un árbol de mamón que daba enormes frutos. Los lugareños consideraban que era «un palacio» muy bonito, propio de la gente acomodada de la época.

Prósperas raíces

Los bisabuelos maternos del ex mandatario nacional, Nicolás Delgado y Mercedes Jurado, eran descendientes de los primeros pobladores de la cabecera provincial. Poseían grandes extensiones de tierra y propiedades en el centro del pueblo de David; así como ganado y negocios. Era gente con los recursos para brindarle a su hija Mercedes, abuela del expresidente, una educación básica bajo la tutela de maestros privados.

Por otro lado, el Dr. González Revilla también tenían una historia familiar de emprendedores. Su padre, Manuel González Revilla Fontanilla, era un inmigrante español radicado en Matanzas, Cuba, en los tiempos que la isla era colonia de España y esa ciudad era un próspero centro comercial e industrial. Se casó con una prestigiosa dama oriunda de la isla, Enriqueta Barloco Arango. La pareja tenía la disponibilidad económica y los contactos para enviar a su hijo Manuel a estudiar en Francia en la más antigua y prestigiosa universidad: La Sorbonne.

Así pues, es un hecho que los abuelos maternos del expresidente Pérez Balladares, Manuel González Revilla y Mercedes Delgado Jurado, contaban con un respaldo económico-social que en el tiempo tuvo un impacto positivo en toda su descendencia.

La prole

Entre los trece hijos de la pareja González Revilla – Delgado Jurado hay médicos, educadores, escritores, empresarios y políticos que hicieron importantes aportes al desarrollo nacional durante todo el siglo XX. Y aunque algunos todavía no consideran la categoría «ama de casa» como una profesión; las mujeres que se dedicaron al cuidado de su hogar fueron el núcleo natural y fundamental de la sociedad con sus enseñanzas de valores.

Recordemos a los miembros de este importante grupo familiar panameño:

Paula María de las Mercedes
El 9 mayo de 1894 nació la primera hija de los esposos González Revilla Delgado, a quien todos le decían “Merce”. Se graduó como maestra de Jardín de Infancia en Bélgica. Trabajó por pocos años en la docencia porque se dedicó a su familia. Murió el 12 de diciembre de 1962.

Carlos Manuel Nicolás
Un año después de Merce, el 18 de mayo de 1895, llegó el segundo hijo de la pareja; pero murió a los cuatro meses.

María Emelina
Nació el 27 de abril del 1896 y la apodaron “Mela”. Estudió Floricultura y Horticultura en Bélgica. Escribió una obra sobre su especialidad que fue utilizada en países de América Central, así como artículos publicados en diarios nacionales. Laboró como docente en la Normal Rural de David. Murió el 11 de junio de 1985.

Leer más

Carlos Manuel
El segundo hijo varón de la pareja nació el 22 de mayo 1897. Estudió medicina en Nueva York, pero no pudo terminar porque a los dos años sufrió de pleuresía, una grave enfermedad pulmonar que casi le causa la muerte. Regresó a Panamá convaleciente en 1913 y al poco tiempo le compró a su tío Nicolás Delgado la Botica La Unión, que fundó «Papá Doctor» en 1905 y que luego pasó a llamarse Farmacia González Revilla. Carlos Manuel se dedicó a fortalecerla y expandirla hasta convertirla en la mejor y más surtida farmacia de la Provincia.

La Botica La Unión fue tan exitosa que dio los recursos necesarios para que la familia incursionara en otros negocios. Carlos Manuel tuvo la visión de construir en 1928 la primera planta hidroeléctrica comercial que funcionó en Panamá, en Valbuena a orillas del río David. En 1937 puso en funcionamiento otra planta eléctrica en Dolega, que aún funciona. Luego, en los años cincuenta, adquirió la Compañía Hidroeléctrica de Macho de Monte, propiedad de los hermanos Halphen.

Carlos Manuel González Revilla también fue pionero en la construcción y operación de una red telefónica en Chiriquí, que se encargó de extender el tendido eléctrico y de comunicaciones en la región. Igualmente tuvo éxito al incursionar en política. Fue electo diputado nacional en el periodo 1924-1928. Murió el 27 de agosto de 1942. Su esposa e hijos, los González Revilla-Pérez, mantuvieron todas las empresas eléctricas y de comunicaciones creadas por él hasta que fueron expropiadas por el gobierno militar en los primeros años la década del 70.

Jesús Rafael
Fue el tercer hijo varón de los González Revilla Delgado, del quien no se tiene fecha de nacimiento. Murió muy pequeño.

Ramón Rafael
Nació el 9 de agosto de 1900. «Monchi», como todos le decían, estuvo vinculado a los negocios de farmacia y droguería que tenía en sociedad con su hermano Carlos Manuel. Murió el 31 de enero de 1954.

María Luisa
Nació el 16 de diciembre de 1901. Recordada como «Licha» y como una persona muy inteligente. Aprendió a leer a los dos años. Se casó con el exitoso empresario y político Arístides Romero Chávez y lo apoyó en sus negocios al tiempo que criaba a sus hijos. Murió el 24 de septiembre de 2000.

Manuel Nicolás «Colaco»
Nació el 24 de marzo de 1907 y falleció joven estudiando medicina en Estados Unidos.

María Enriqueta
El 23 de enero de 1910 nació la madre del presidente Ernesto Pérez Balladares. Llamada cariñosamente “Mery” se graduó como maestra y se casó con el médico nicaragüense Ernesto Pérez Balladares. Por compromisos profesionales de él, la pareja se residenció por un tiempo en España y doña María Enriqueta aprovecha el tiempo para estudiar enfermería. Murió el 25 de diciembre de 2005.

Alejandro
Mejor recordado como “Alejo”, nació el 22 de noviembre 1912. Estudió Administración de Negocios y Finanzas en Washington. De regreso se dedicó principalmente a los emprendimientos de la familia. También incursionó en la política. Fue alcalde de David, primer gerente del Banco Agropecuario de Chiriquí y gobernador de esta provincia entre 1941 y 1945.

Luego de eso, retomó sus negocios y abrió la empresa «Importaciones Revilla», representante de los automóviles Dodge y De Soto. Estableció una fábrica de jabón de lavar con el nombre de «Santa Cruz». Fue diputado a la AN durante tres periodos consecutivos: 1948-1952; 1952-1956 y 1956-1960. Al establecerse en ciudad de Panamá, vendió sus negocios a un futuro hombre de negocios: Ricardo Pérez García. Falleció el 29 de septiembre de 1975.

Antonio
“Toño”, el séptimo hijo varón de la pareja, nació 13 de junio de 1914. Se graduó de médico Summa Cum Laude en George Washington University en 1936. Desarrolló una exitosa carrera como médico general en la ciudad de Colón. En 1942 regresó a EE. UU. para obtener en la Universidad John Hopkins, Baltimore, Maryland, su especialidad en Neurocirugía con los más altos honores. Regresó a Panamá y fundó el Departamento de Neurocirugía del Hospital Santo Tomás. Fue promotor y fundador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Panamá. Luego fue elegido candidato a presidente de la República en 1968 por el Partido Demócrata Cristiano, organización de la cual fue fundador. Murió el 7 de abril de 1998

María Alicia
Nació el 2 de junio de 1915. “Lizca”, como le decían todos, estudió en la Escuela de Marina de Panamá. Vivió en Washington D.C. donde realizó estudios universitarios antes de casarse con el médico Félix Stanziola. Ella se dedicó al hogar hasta su muerte el 17 de marzo de 2003.

Marcela
La última hija de la pareja, apodada “Machi”, nació el 9 de enero de 1921. Permaneció con su madre, a la que le decían Mamá Cheyita, hasta que murió. Tuvo una sola hija, Mercedes, con Leonardo Navarro. Murió el 25 de abril de 2002.

Nota:

Parte de la información utilizada para esta reseña es tomada del libro «Doctor Manuel González Revilla (1855-1930)«,  escrito por Emanuel González-Revilla, primo hermano del presidente Ernesto Pérez Balladares. Clic aquí para descargar la publicación en formato pdf.

Compartir artículo